El sueño del delfín

«El delphinus, cuando quiere dormir, flota en la superficie del agua; una vez dormido, empieza a caer suavemente hasta el fondo del mar, donde se despierta al sentir del el golpe de su propio cuerpo contra las rocas; cuando esto se produce, vuelve a subir a la superficie del agua; una vez allí, vuelve a dormirse para emprender de nuevo su descenso hasta el fondo, donde volverá a despertar, y así, flotando de arriba abajo y de abajo arriba, descansa en continuo movimiento.»

(Benedickt Chmielowski: La nueva Atenas o la Academia Scientiae plena)

Esta entrada fue publicada en Compañeros de viaje, Costumbres, Libros, Naturismo, Paisajes, Zoo. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El sueño del delfín

  1. Ana* dijo:

    Muy cómico el dato, che.

    Ayer dormí parecido a un delfín, cuando estaba por quedarme completamente dormida, un mosquito se encargó de despertarme con su zumbido, luego, otra vez a punto de dormir y mi gato saltó directo a mi almohada, y así, toda la noche!

  2. Ed dijo:

    Por eso será que los sueños de los delfines son tan entrecortados. Freud escribió sobre el tema, no? Eso si, los sueños de Ana se catalogan como «Nomenclatur zoologicus interruptus». Nada grave.

  3. Fritz dijo:

    Freud escribio sobre el inconsciente de Berta Pappenhein, alias Anna O.
    El mosquito, el delfin y el gato q salta sobre Anna por la noche son tres representaciones de la misma idea.

  4. silvia dijo:

    lo mismo pienso yo amo alos delfines escucharlos solo me da travquilidad y eo que nunca vi uno de cerca

  5. silvia dijo:

    como me gustaria tocarlos sentirlos creo que me moriria o desmayaria si solo pudiera verlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *