¿Islas todo incluido?

islamargarita.jpgRepublica Dominicana, San Andrés (Colombia), Jamaica, Aruba, Puerto Rico, Sint Maarten/Saint Martin y Cuba, islas que cada vez más se venden como resorts todo incluido. Los turistas llegan en busca de playas de folleto, trago y comida hasta decir basta y vacaciones prácticas, nunca libres.

En Sint Maarten está la cadena Sonesta; en Colombia, Decameron; en Jamaica, Sandals y en Cuba, las españolas Melia y Barcelo, entre otras. Mar turquesa y cálido, arena blanca y fina, sol garantizado -si es que no llega un huracán inesperado- y un hotel con varios restaurantes y espacios dedicados al entretenimiento.

star.gif

Si uno quiere comer todo el día es posible. Igual que en los cruceros. Si uno quiere tomar daiquiri o margarita o cerveza todo el día, tambien es posible. Igual que en los cruceros que navegan esta zona.

El que entre en un todo incluido de una isla del Caribe sentirá que llegó en la mitad de una fiesta. Y quizás nunca sepa es una fiesta sin fin, que dura más del tiempo que uno se quede en la isla. Aunque no hay tragamonedas ni ruletas, estos hoteles recuerdan en el ambiente a los casinos de Las Vegas, donde el show siempre sigue.

¿Qué dejan afuera los todo incluido? 

Publicado por Carolina Reymúndez | 4 de septiembre de 2007

Archivado en Caribe, Destinos | 7 comentarios



7 comentarios

  1. Todo incluido: llegar en mitad de la fiesta dijo:

    […] Vía | Viajes Libres […]

  2. Leandro Laffan dijo:

    Los todo incluido tienen la paradoja de no incluir el viaje, es decir no conocer particularidades, no conversar con otros que no sean los que tienen el grillete de color como el mío, no comer picante, no salirse del recorrido, no sentir. Son el viaje imposible.
    Me quedo con los: nada incluido señor turista, descúbralo usted mismo

  3. Ed dijo:

    Lo mejor de los viajes “todo incluido”… es “lo no incluido”. En realidad suele ser lo único bueno. Qué horrible sería la vida si todo estuviese incluído, no?

  4. Claudio Carpio dijo:

    Los “todo incluido” dejan afuera:

    1) La libertad de elegir tu viaje, tu itinerario, tus propios horarios, tus propios gustos
    2) Cualquier tipo de sorpresas (hasta las desagradables)
    3) El placer de descubrir lugares donde uno siente que “esto lo conocemos muy pocos”, aunque sea algo sencillo
    4) Lo singular, abrumado por lo masivo
    5) La vida misma

    Saludos desde un “algo incluido” de Montevideo….

  5. Fitz dijo:

    No existen hoteles todo incluido, salvo en Galicia. En principio dejan afuera a quienes no tienen el dinero para pagarlos, después hay gustos para todo. Creo que también se puede viajar de esta forma. También es posible una gran aventura en el bar de un all inclusive. Entiendo el miedo que provoca en mucha gente el otro viaje, enfrentarse con lo desconocido, con otros códigos, otros gestos, otros idiomas. Pienso que es una alternativa digna para gente que viaja por primera vez, un buen principio, para novios en su luna de miel, para jubilados, para gente que convive con el vértigo y la imprevisión y cambiar significa dejar de pensar, tirarse sobre la arena caliente con un negroni y tener una experiencia sensorial mientras alguien se ocupa y te releva de las decisiones las nimias, alguien que te lleva, como en el tango. No valido lo que transluce en los comentarios, que es para boludos, no para nosotros.
    La paleta tiene todos los colores y la libertad vive dentro nuestro. No es necesario gritarle al mundo que no tenemos grilletes.
    No tenemos?
    beso

  6. ADRIANA dijo:

    QUERIA SABER SI HAY DISPONIBILIDAD PARA SAN ANDRES Y QUE PLANES TIENES GRACIAS

  7. juana dijo:

    Que bueno

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2017 (5)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)