Galicia: campo, mar y morriña

Galicia es esto y aquello.
Eso me dijo un gallego en la costanera de La Coruña. Su mirada hacía pie del otro lado, más allá del abismo del océano, en América.

Desde que llegué a esta tierra llueve y llueve. Algunos días no es lluvia sino orballo, agua leve y persistente. Si es más fina, se llama poalla, de polvo, y a veces, también puede llover a caldeiros. Eso es mucho, muchísimo. En Galicia llueve tanto que hay más de cuarenta términos para nombrar la lluvia.
Después de la lluvia nace el verde fresco y se ven parches de bruma sobre los bosques de castaños, un ambiente ideal para que crezcan hongos y leyendas de fadas (hadas), meigas (brujas) y hechizos de raíz celta.

En este número de la revista Lugares escribo de Galicia, una tierra muy trabajada, donde llueve seguido y todavía circulan leyendas de hadas y brujas. Un lugar en el noroeste de la península ibérica, entre el Cantábrico, el Atlántico y Portugal. Hay ciudades con cascos medievales, se come el pulpo más delicioso y tamibién es la primera patria de muchos abuelos argentinos, entre ellos, el mío.

Publicado por Carolina Reymúndez | 17 de enero de 2014

Archivado en Check in, Costumbres, Destinos, España, Homenaje, Paisajes | 1 comentario



Un comentario

  1. Ruy Farías dijo:

    Un artículo realmente precioso. Disfruté mucho leyéndolo, y reviviendo a través de él mis ocho años de estudios de doctorado en Galicia.
    Felicitaciones a su autora.

    Ruy Farías

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2017 (4)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)