Guanajuato: de paseo por la muerte

Después de ver la portada de uno de los últimos números de la revista Proceso, donde aparece una pila de cadáveres decapitados por la guerra narca en Michoacán, paso por delante de las famosas momias de Guanajuato sin escalofríos.

La romántica ciudad de Guanajuato, sede del Festival Internacional Cervantino y de muchas historias de amor que tarde o temprano atraviesan el estrecho Callejón del Beso, tiene una extraña relación con la muerte.

México entero tiene una relación particular con la muerte. La celebra, se la come en pan y le rinde pleitesía a la Santa Muerte. Pero en Guanajuato, además, la exhiben como un trofeo.

En el Museo de las Momias hasta se siente olor a muerte. Los turistas acatan la propuesta con diferentes comportamientos. Los extranjeros, en general, recorren el museo con cara de espanto, paso rápidos y actitud nauseosa. Los mexicanos, que son los visitantes más numerosos, intentan tocar las momias a través de los cristales, ponen a sus hijos pequeños delante y les sacan una foto, hacen bromas y avanzan tan despacio que suele acercarse un guardia para invitarlos a seguir el recorrido.

La historia de las momias viene de lejos. En 1865 se exhumaron del nicho 214 del Panteón de Santa Paula los restos del médico francés Remigio Leroy. Para asombro de los presentes, su cuerpo estaba momificado.

Nadie lo había vendado ni embalsamado, la momificación en Guanajuato es natural y misteriosa. Hay varias teorías al respecto, al parecer sería por la falta de humedad y el exceso de calor en las criptas, que evita que larvas e insectos ataquen el cuerpo. Así los tejidos se deshidratan. Esto sin entrar en el terreno de las leyendas.  

¿Por qué lo exhumaron? Porque en el cementerio de Guanajuato hay problemas de espacio y quien no pague el impuesto al “derecho de perpetuidad” será exhumado para dejar lugar a los nuevos muertos.

Las momias estuvieron en el cine. Las Momias de Guanajuato (1972) fue una de sus películas más famosas de El Santo, que debe luchar contra los muertos vivos. Hasta Wener Herzog las utilizó para comenzar su film Nosferatu, el vampiro de la noche (1979).

Hay varios hits en este museo, pero podría decir que La Chinala enterrada viva, El feto de 19 cm, el ahogado y el apuñalado son las más vistas. Pero ni todas las momias juntas, con sus bocas abiertas, dientes sueltos y expresiones de angustia se acercan al horror que produce ver en un kiosco del DF una portada de Proceso o de La Prensa, con cabezas sueltas, susangrientas y abandonadas en un descampado.

A partir de Leroy, todos los cadáveres en buen estado de conservación se exhibieron. Primero, secretamente, después en un museo precario donde las momias estaban al alcance de la mano, y desde 2007 en el museo actual, que es todo un éxito y por la cantidad de turistas presumo que será la atracción que más dinero recauda de toda la ciudad.

Quizás por eso, casi 40 momias andan de gira nada menos que en ¡Estados Unidos! En vida, esos hombres y mujeres nunca salieron de Guanajuato, muchos apenas conseguían mantener a sus familias. Como momias no sólo salen de paseo, sino que regresarán millonarios. Será una gira de tres años, mucho más larga que una de los Rolling Stones.

Publicado por Carolina Reymúndez | 17 de agosto de 2009

Archivado en Anécdotas, Check in, Cine, Costumbres, Destinos, Especial México, Homenaje, Imperdibles, México, Turismo bizarro | 7 comentarios



7 comentarios

  1. alejandra dijo:

    Excelente, Carol!
    El tema del olor a muerte lo experimenté dos veces: en los pudrideros de El escorial (España) y en las Catacumbas de los capuchinos (Sicilia), donde los gestos de los visitantes realmente se confunden en una risa nerviosa.
    Admiro tu talento.
    besos

  2. Carolina Reymúndez dijo:

    Gracias Ale, qué bueno que te gustó.

    A ver cuándo leemos El viaje de Camila!

  3. Museo de las Momias de Guanajuato | Destinos, Viajes y Turismo dijo:

    […] […]

  4. Lilia dijo:

    Es verdad que la visión de la muerte en México es muy interesante y hasta sorpendente, en especial para los extranjeros. Los mexicanos se burlan de la muerte, es como una forma de alejar el miedo, y verla como algo tan común que existen miles de expresiones para referirse a ella: “Ya colgó los tenis” “Pasó a mejor vida”, etc. Mientras en México la vestimos, le ponemos diferentes nombres y hacemos chistes sobre ella en otras culturas la muerte es casi como un tema tabú.
    El museo de las momias está muy padre, estoy de acuerdo en que es la mayor atracción tur´sitica de la ciudad.

  5. Carolina Maricela Mtz V dijo:

    he leido las bellas y escalofriantes historias de las momias algunas TRISTES y me ha gustado mucho.
    Me gustarìa sabes mas de las historias de cada una de las momias con todo y la imagen.

  6. Carolina Maricela Mtz V dijo:

    me gustan las historias de las momias

  7. Edgar dijo:

    que suave las fotos me indican que estan por abrir un nuevo museo de momias en celaya gto aver de donde sacan las momias. tambien encontre este lugar donde dan paquetes de viajes muy baratos para guanajuato http://www.viajesguanajuato.com
    Saludos
    Edgar

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2018 (6)
  • 2017 (7)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)