El cantaor, según Rubén Darío

 

“¿Habéis oído a un cantaor? Si lo habéis oído, os recordaré esa voz gimiente, esa cara rapada y seria, esa mano que mueve el bastón para llevar el compás. Parece que el hombre se está muriendo, parece que se va a acabar, parece que se acabó. A mí me ha conturbado tal gemido de otro mundo, tal hilo del alma, cosa de armonía enferma, copla llena de rota música que no se sabe con qué afanes va a hundirse en los abismos del espacio.”

Tierras Solares, Rubén Darío (1917)

Publicado por Carolina Reymúndez | 2 de Agosto de 2008

Archivado en Arte, Compañeros de viaje, Costumbres, España, Europa, Homenaje, Libros, Música | 1 comentario



Un comentario

  1. eugenia dijo:

    Leí tu post y no pude hacer otra cosa que hurgar hasta que encontré la carpeta de Paco y Camaron en Mi música. Escribo escuchando y sintiendo… totalmente transportada (hasta muevo las manos e intento un zapateo).

    Me impresiona como crece, como se hace fuerte y vigoroso ese “hilo de alma”. Me impresiona la expresión que logra el conjunto, la unión de un gemido y de una guitarra. Creo que eso es la intensidad.

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2017 (3)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)