El pareo, útil como la Victorinox

A simple vista, un pareo es un pedazo de tela suave y rectangular, de aproximadamente 1,80 m x 1 metro. Muchos le dan únicamente el uso para el que fue creado: envolver la cintura y usarlo como falda o vestido.

Pero a veces, en viaje, es necesario resolver situaciones inesperadas y el pareo -en su rubro- es versátil y tan útil como la Victorinox. ¡Y se puede llevar en el bolso de mano si viajás en avión!

El otro día con unos amigos nos imaginamos algunos usos posibles. Como la mayoría son usos de emergencia, el pareo produce además una sensación de bienestar por haber aguzado el ingenio. La lista, creo, es interminable. Apenas un comienzo:

* turbante
* chal
* lona
* biombo portátil
* mantel
* servilleta
* sábana
* capa
* soga
* trapo (seco y húmedo)
* para jugar al gallito ciego
* para jugar al fantasma
* para jugar al torero
* mosquitero
* kepina para el bebé
* pañuelo para el dolor de garganta
* pañuelo de nariz
* pañuelo para lágrimas
* corpiño de bikini
* bufanda
* para atar el cabello
* cobertor para almohadas/asientos sucios
* telón

Esta entrada fue publicada en A propósito de, Check in, Compañeros de viaje, Costumbres, Herramientas, Homenaje, Recomendados. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a El pareo, útil como la Victorinox

  1. Ale dijo:

    Les faltó: vestido, toldo, pañuelo con agua helada para bajar la fiebre… Siempre salga de viaje con un pareo, no lo defraudarà. todavía tengo el que me trajiste de la india.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *