Río como medicina

«No hay medicina segura para los dolores del alma. Esta señora languidece porque le parece que no la quiero; le doy Río de Janeiro y se consuela».

El Alienista, Machado de Assis, Tusquets Editores.

Esta entrada fue publicada en Autores invitados, Costumbres, Destinos, Libros, Recomendados, Río de Janeiro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *