El blues del Gran Capitán

El Gran Capitán es un tren que va desde Buenos Aires hasta Posadas, la capital de la provincia argentina de Misiones.

Una vez más, hoy salió en todos los diarios. El motivo es el mismo de siempre: la impuntualidad insólita. El tren se demoró más de diez horas en partir. La gente durmió a bordo y muchos lloraron porque no llegarían a ver a sus familias para la Navidad.

Las demoras del Gran Capitán no son nuevas. Hace tres años hice el viaje y escribí un artículo para el suplemento de Turismo de La Nación. Fue en verano, un día de mucho calor donde curiosamente el tren salió en horario. Los pasajeros no podían creerlo. Miraban los relojes y sonreían con fe. 

Pero mientras la tierra se volvía colorada y la vegetación se espesaba, El Gran Capitán comenzó a atrasarse cada vez más. Hasta que un poco antes de Apóstoles y después de 26 horas de viaje, el tren descarriló.

Recuerdo un golpe seco y después gente caminando y corriendo y trajinando pertenencias por los costados selváticos de las vías. Nadie se lastimó. Es difícil lastimarse porque el tren va muy despacio, a unos 40 kilómetros por hora. No puede ir más rápido, las vías están en pésimo estado. Un tema pendiente y que seguramente no estará incluido en el plan de obras públicas de 71.000 millones de pesos anunciado por CFK.

Alguna vez este tren que viaja al Litoral fue un Gran Capitán y como me dijo un viejo empleado de ferrocarriles andaba tiki taca. Pero hace tiempo que ya no. Hace tiempo que tomarlo es un viaje incierto, igual que todos los viajes en las rutas argentinas. Y tal como sucedió ayer, puede partir 11 horas más tarde de la hora programada. O como me pasó hace tres años, puede partir puntual y no llegar nunca.

Después del descarrilamiento en Apóstoles nos llevaron a una estación de ómnibus donde cada pasajero sacó un pasaje para llegar a destino.  Hoy volvió a ser noticia pero hace tiempo que el Gran Capitán ha perdido su gloria.

Publicado por Carolina Reymúndez | 23 de diciembre de 2008

Archivado en Anécdotas, Argentina, Buenos Aires, Check in, Compañeros de viaje, Costumbres, Mal viaje, Paisajes, Sala de espera, Turismo salvaje | 2 comentarios



2 comentarios

  1. Santiago B. dijo:

    Me encantó el post, Carolina!
    Todavía no hago este viaje, pero quiero hacerlo. Me encata viajar en tren, aunque se demore más de la cuenta. Me gustó mucho el tema!

  2. cristina dijo:

    yo hice el viaje tres veces es fantastico pero repongan el pullman y los camarotes por favor !!!! es un gran tren la gente es muy amable y es un trabajo bastante esforzado porque no hay mejoras en las vias .

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2018 (6)
  • 2017 (7)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)