Chita: la tela mais alegre do mundo

País alegre, ¿tela alegre? Eso se podría inferir al conocer la chita, que se pronuncia shita y es el género más popular de Brasil. Lo usaba Gabriela, la de clavo y canela, la novela de Jorge Amado. Y la usan muchos de los 200 millones de habitantes, desde Oiapoque hasta el Chui (eso quiere decir, de punta a punta). 
La chita es una tela estampada con flores de colores fuertes, como los que se ven en las fotos. La chita nunca tiene un mal día, si fuera una persona, esta tela estaría siempre sonriendo.
Para detallistas: si las flores son como las de la primera foto, el tejido se llama chita. Si las flores son más grandes, como en la segunda foto, se dice chitão, y si son minis, como en la tercera, se usa el diminutivo: chitinha.

La chita es una tela barata (desde 3 dólares el metro), confeccionada con algodón de segunda calidad y a veces, también con mezcla de polyester y algodón. Cuenta la historia que llegó a Brasil con los conquistadores portugueses, que a su vez la habían traído de sus viajes a la India. En aquél tiempo la chita no se llamaba así y quizás no era floreada sino con dibujos arabescos. Pero tenía el espíritu de esconder bajo un estampado simple un género de calidad dudosa. Pasó por Inglaterra y Francia y en cada lugar le dieron su toque. Hasta que llegó a Brasil y se encantó de alegría.
Quizás por eso, porque es una tela viajera, la chita se adapta. Y puede ser falda de una campesina del sertão y cortina de un hotel pop y tapizado de una silla cool diseñada por Phippe Stark hace unos años.

En la historia de la chita hay tela para cortar. Eso habrán pensado Renata Mellão, Renato Imbroisi que hace unos años publicaron el libro Que chita bacana, que presenta una mirada al género a partir de la historia de Brasil.
Por tratarse de una tela popular, muy distintinta del preciado algodón mercerizado, durante mucho tiempo fue mirada en menos. Pero hace algunos años, la chita se reivindicó y famosos diseñadores presentaron creaciones con chita en el San Pablo Fashion Week, y en el último Carnaval fue el tema de la una escola carioca de samba.
Una tela estampada con flores que parece que bailan y se ríen sólo podía ser brasilera, ¿no?

Publicado por Carolina Reymúndez | 23 de noviembre de 2009

Archivado en Brasil, Check in, Costumbres, Destinos, Herramientas, Paisajes, Pasajeras, Recomendados, Río de Janeiro, Souvenir, Tendencias | 8 comentarios



8 comentarios

  1. edu ahumada- catamarca dijo:

    seria como una especie de tela con saudade?

    saludos!

  2. Laura dijo:

    Carolina, qué encantador viaje es leer tu blog!
    Obrigada.

  3. Carolina Reymúndez dijo:

    Gracias, Lau 🙂

    Edu, no, sería una tela con samba!

  4. Mariana dijo:

    Recién vengo de lo de Pato, una amiga que las tiene colgadas en su nueva y alegre casa en Almagro como cubre sofás o cortinas de muebles sin puertas, que Daniela Mercury las usó como telón de fondo en su recital en la rambla de Bahía.

  5. edu ahumada- catamarca dijo:

    uyy!! buenisimo! gracias por aclararlo!

    igual mejor me va algo tejidito en telar de nuestro norte y con… zamba.
    jajaja

    saludos!

  6. Servena dijo:

    RLnrML I’m not easily impressed. . . but that’s impressing me! 🙂

  7. jmbxrg dijo:

    tHO8Z9 vgafxnesrifn

  8. Isabel dijo:

    Hola que alegría de telas, quisiera saber cómo comprarlas desde España ?
    Gracias y saludos ?

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2017 (7)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)