En el camino

francesca.JPG

Ellas son Zenobie, a la izquierda, y Francesca, la de blusa blanca y mirada sugestiva. Nos vimos en Chacahua pero sólo cruzamos miradas. Después, a bordo de todos esos transportes que acercan y alejan me contaron algo de sus historias.

Zenobie tiene 29 años, es canadiense y viaja en una combi con su ex marido y sus tres hijos. Le gusta México, es el lugar que encontró para escapar del invierno extremo de Quebec. Es la segunda vez que viene. Se queda seis meses, gasta poco. En su país es trabajadora social.

Sus hijos son tres rubios mínimos que ya hablan algo de español. Juegan en el mar, buscan piedras raras y tienen un bronceado que nunca lograrían en Canadá.

palmeras.jpgDuermen todos adentro de la combi, una Volkswagen de los años 70 con un desorden monumental. Está estacionada a 15 metros del mar, en Mazunte. Parece que los padres se separaron hace poco pero igual viajaron todos juntos porque era más cómodo. Ella se fue unos días de vacaciones a Chacahua con su amiga Francesca, mientras los niños se quedaron con su padre. Dice que le guastaría tener una niña. Sólo le falta un padre. En Chacahua se ofrecieron varios, sin éxito.

Francesca es italiana y está en viaje hace dos años. Tendrá treintipocos. Salió en 2005, cuando terminó su carrera de Economía. Sólo sabía que quería venir a América Latina. El resto fue todo azar. Habla español -chilango a la perfección, le gusta escribir y decidir dónde ir y con quién. Por eso renunció a su trabajo de guía en GAP Adventures, una empresa canadiense de turismo a medida. El trabajo lo había conseguido estando de viaje. Acompañó turistas por el interior de México, Guatemala, Costa Rica. Fue una oportunidad de conocer gente y lugares. Ganó dinero, pero hace unos meses dijo basta.

De repente sintió que el viaje la manejaba, que ella no tenía el control. Que si no había límites viajar podía ser un trabajo más, una rutina. Que necesitaba estabilidad, un lugar adonde volver. En ese momento decidió regresar a Italia, para buscar el equilibrio, para ver qué le gustaría hacer más allá de viajar. Eso será en unos meses.

Mientras tanto, sigue coleccionando anécdotas que pronto contará en un blog. Sigue en el camino.

Publicado por Carolina Reymúndez | 29 de noviembre de 2007

Archivado en Anécdotas, Compañeros de viaje, Especial México, Viajeros | 5 comentarios



5 comentarios

  1. Claudio Carpio dijo:

    Cuando una mujer habla de “estabilidad” su deseo apenas oculto es tener un marido e hijos y una casa con jardín en un barrio suburbano. Son etapas de la vida y hay que cumplirlas a todas. Francesca lo hará.
    Qué lástima que no puedo ser yo el candidato….
    Seguiré participando.

  2. Santiago Bruma dijo:

    Me encanta el blog, las historias de estos personajes, y ya me dieron ganas de ir a Chacahua, que hasta ahora ni la escuchè nombrar

  3. Leandro Laffan dijo:

    Coincido con Santiago, están muy buenas las historias. Como a partir de una foto las vas contando.

  4. el flo dijo:

    amo chacagua he ido 6 veces y es mi lugar favorito amo el mar de ahi..

  5. Delly dijo:

    yFwo6t Wow! That’s a really neat answer!

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2017 (4)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)