En Valpo, con los ojos cerrados

No estuve en Valparaíso esta tarde, pero si cierro los ojos puedo ver las casas viejas pintadas de colores y los cerros que dan al Pacífico. No tengo que hacer mucho esfuerzo para imaginar un pisco sour en la terraza del Gran Hotel Gervasoni; tampoco para sentir el olor de una paila marina en una caleta de pescadores. O escuchar un tango en el J. Cruz. No estuve en Valpo esta tarde, pero en cierto sentido pasé la tarde ahí, celebrando con mis queridos amigos porteños, viñamarinos y santiaguinos. (El acento no fue necesario evocarlo, lo escucho aquí y allá: este fin de semana Buenos Aires está llena de chilenos).

Publicado por Carolina Reymúndez | 18 de Septiembre de 2010

Archivado en A propósito de, Chile, Costumbres, Homenaje, Imperdibles, Pasajeras, Recomendados | 2 comentarios



2 comentarios

  1. pancho pardo dijo:

    Uf, querida, comparto el sentimiento. Cerré los ojos y estuve ahí, en los cerros y en los bares y en sus calles, mientras el olor a carne asada se elevaba hasta los cientos de volantínes que salpican el cielo porteño. Un beso desde Madrí, jode!

  2. Carolina Reymúndez dijo:

    Hoola Pancho
    Qué bueno verte por acá y ojalá que vaya todo bien por allá. Lindísimas fotos en tu Flickr. Beso! Carol.

Comentarios



rss twitter facebookinstagram

Especiales


Especial Nueva York
Especial Cuba
Especial París
Especial Valparaíso
Especial Dakar
Especial México
Especial El Mate
Especial Bolivia

Links

El mejor trabajo del mundo

Categorías

Archivo

  • 2017 (3)
  • 2016 (3)
  • 2015 (12)
  • 2014 (34)
  • 2013 (60)
  • 2012 (88)
  • 2011 (83)
  • 2010 (166)
  • 2009 (189)
  • 2008 (208)
  • 2007 (110)