El lenguaje del mate

inodoropereyraAsí como Europa generó el lenguaje de las flores, el Cono Sur inventó el lenguaje del mate.

Mate amargo: indiferencia o quitate todas las ilusiones, llegas tarde.
Mate dulce: amistad.
Muy dulce: qué esperás para hablar a mis padres?
Mate con toronjil: disgustos.
Con canela: ocupas mis pensamientos.
Mate con azúcar quemada: simpatía.
Con naranja: ven a buscarme.
Con melaza: tu tristeza me aflige.
Con leche: estimación.
Con café: ofensa perdonada.
Muy caliente: yo también estoy ardiendo de amor por ti.
Frío: me eres indiferente.
Tapado: calabazas.
Lavado: a tomar mate a otro lado.
Espumoso, exquisito y fragante: te quiero con todas las de la ley.

Del «Pequeño vocabulario y Refranero Criollo», de Tito Saubidet.

Esta entrada fue publicada en Argentina, Buenos Aires, Check in, Compañeros de viaje, Costumbres, Destinos, Especial El Mate, Gastronomí­a, Homenaje, Libros, Recomendados, Turismo espontáneo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *